¿Qué es la Formación Bonificada?

¿Qué es la formación bonificada?

Todas las empresas que tengan trabajadores por cuenta ajena, es decir, que coticen a la Seguridad Social en concepto de formación profesional, disponen de un crédito de formación bonificada o ayuda económica para realizar acciones formativas.

Como orientación, la cantidad que dispone una empresa para llevar a cabo la formación bonificada de sus empleados corresponde al 0,7% del total de sus cotizaciones anuales a la Seguridad Social, con un mínimo de 420 € para empresas entre 1 y 5 trabajadores.

Este dinero podrá utilizarse únicamente a lo largo del año natural posterior al que se realice la cotización; si la plantilla es de menos de 50 trabajadores, y previa comunicación a la Fundación Estatal para la Formación y el Empleo, podrá reservarse el crédito durante dos años.

Por ejemplo, “Instalaciones X”, con una plantilla de 60 trabajadores, ha cotizado a la Seguridad Social a lo largo del año 2014 una cantidad de 800.000 €, podrá disponer a lo largo de 2015 de 5.600 € para realizar formación programada para sus trabajadores.

Es muy importante recordar que el dinero que se asigna a una empresa para realizar formación bonificada que no se utilice durante el período indicado (1 año para empresas de más de 50 trabajadores y 2 para empresas con una plantilla inferior), se pierde.

 

¿Cuál es el procedimiento para la formación bonificada?

Antes de realizar la formación, es preciso comunicar el inicio de la misma a la Fundación Estatal para la Formación y el Empleo (www.fundaciontripartita.org) a través de la aplicación informática destinada a tal efecto, con un plazo mínimo de 7 días.

Durante la realización de la formación bonificada, deben cumplirse todos los requisitos que se han especificado a través de la citada aplicación: número de trabajadores, duración, horario, etc, así como controlar la participación en la misma (asistencia, cuestionario de satisfacción…).

Una vez finalizada, es preciso comunicar a través de la misma aplicación su finalización. En esta operación se indicarán, entre otros datos, el nombre de las personas participantes y el coste de la formación bonificada.

Finalizada la comunicación, es posible deducir la inversión en formación cuando se realice el siguiente pago mensual a la Seguridad Social.

Por ejemplo, si “Instalaciones X” realiza un curso durante el mes de noviembre para 10 trabajadores, con un coste total de 2.500 €, en su pago a la Seguridad Social del siguiente mes podrá deducir directamente esta cantidad (indicándolo en el apartado destinado a tal fin).

Es interesante señalar que esta ayuda no tiene el carácter de subvención, se trata de un “descuento” directo en el pago a la SS.

La empresa puede realizar estas gestiones de forma interna, o bien confiarlas a la empresa que realice la formación o a una entidad externa (ambas autorizadas por la Fundación Estatal para llevar a cabo estas actividades).

 

Aspectos clave que se deben tener en cuenta

Algunos aspectos muy importantes que se deben tener en cuenta a la hora de realizar formación programada, o bonificada, son los siguientes:

  • Las leyes que regulan la formación bonificada son la  Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral y el RD  395/2007, de 23 de marzo, por el que se regula el subsistema de formación profesional para el empleo.
  • Las acciones formativas deben tener una duración mínima de dos horas.
  • Todos los cursos destinados a ser bonificados deben guardar relación con la actividad empresarial.
  • A partir del 1 de enero de 2016, desaparece la modalidad a distancia. Es decir, todos los cursos deben realizarse de forma presencial o a través de un centro virtual de formación (elearning o teleformación).
  • El coste financiable por participante y hora no debe superar los módulos económicos especificados en la Ley.
  • Las empresas de más de 5 trabajadores deben realizar una cofinanciación privada (que varía en función de su tamaño). Esta cofinanciación puede ser directa (no se realiza la bonificación total de la acción formativa), o indirecta (si la formación tiene lugar en horario laboral, se podrá indicar el sueldo/hora de los alumnos que acuden a la misma).
  • Si la empresa dispone de Representación Legal de los Trabajadores, es necesario comunicar la programación del plan de formación a la misma. El acuerdo o desacuerdo de la RTL con el plan debe quedar reflejado por escrito.

Todos los trámites previos y posteriores a la realización de la formación deben realizarse a través de la página web www.fundaciontripartita.org. Asimismo, toda la documentación generada durante la acción formativa (hoja de asistencia, firmas..) debe elaborarse de acuerdo con los modelos que se pueden encontrar en la misma página.

Formación Bonificada